Concurso fotografico clarin 2010

Concurso fotografico clarin 2010

Las áreas principales en esta sección son:

TENDENCIAS GENERALES identificadas Ejemplos
Derecho a la Vida Ejecuciones Extrajudiciales Ejemplos Asesinatos Ejemplos
DERECHO A LA INTEGRIDAD PERSONAL Agentes Estatales Ejemplos PERSONAS PRIVADAS DE LA LIBERTAD Ejemplos VIOLACIÓN Y VIOLENCIA SEXUAL Ejemplos ATAQUES MULTITUDINARIOS Ejemplos
VIOLENCIA MÉDICA CONTRA PERSONAS INTERSEX VIOLACIONES ESPECíFICAS Ejemplos
PRESTACIÓN DE SERVICIOS DE SALUD Ejemplos
INTENTOS DE “MODIFICAR” Ejemplos
DISCURSO DE ODIO E INCITACIÓN A LA VIOLENCIA
INTERSECCIONALIDAD PUEBLOS INDÍGENAS MUJERES Ejemplos MOVILIDAD HUMANA Ejemplos NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES Ejemplos DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS Ejemplos AFRODESCENDIENTES Ejemplos POBREZA

Crédito Fotográfico: torbakhopper - sister may joy b with you.

Tendencias generales identificadas por la CIDH

1. Falta de denuncias y estadísticas oficiales

Las estadísticas disponibles no reflejan la verdadera dimensión de la Violencia por prejuicio en el continente americano.

  • La insuficiente capacitación de agentes de policía, fiscales y autoridades forenses también puede producir registros imprecisos. Agentes de la policía y fiscales a menudo confunden los conceptos de orientación sexual e identidad de género. Por ejemplo, en casos de asesinatos, se suele identificar a las mujeres trans como hombres gay.
  • Los bajos índices de denuncias y la ausencia de mecanismos oficiales de recolección de datos invisibilizan la violencia por prejuicio y obstaculizan la respuesta efectiva de los Estados

3. Invisibilidad de la violencia cotidiana

Los bajos índices de denuncias también invisibilizan la violencia cotidiana contra las personas LGBT, particularmente en lo que se refiere a los ataques que no resultan en la muerte.

La violencia no letal es la violencia más comúnmente enfrentada por personas LGBTI en todos los países del continente americano.

“Los medios tienden a informar más sobre asesinatos, dejando de lado las formas más comunes y persistentes de violencia cotidiana, que, no obstante, deben ser plenamente expuestas, identificadas y abordadas por los Estados”

4. Invisibilidad de la violencia contra ciertos grupos: hombres trans, personas bisexuales y personas intersex

Los hombres trans sufren altos índices de violencia en su seno familiar. La violencia también se vive mayormente en el ámbito de la salud y educativo (matoneo escolar o bullying escolar).

La violencia contra las personas bisexuales suele ejercerse porque son percibidas como gays o lesbianas, o porque son vistas demostrando afecto en público con personas de su mismo sexo. Esta tendencia invisibiliza esta Violencia por prejuicio contra la bisexualidad.

En el Registro de Violencia no se encontraron casos de violencia médica contra personas intersex. La invisibilidad se debe en parte al hecho que las cirugías “normalizadoras” en personas intersex generalmente se lleva a cabo de conformidad con protocolos médicos aprobados por el Estado y no se reporta en los medios ni es denunciado por las víctimas, los familiares o las organizaciones. En general, las personas intersex y sus familias experimentan profundos sentimientos de culpa y miedo, los cuales se exacerban por los tabús sociales sobre la sexualidad y los genitales que afectan de manera profunda a las personas intersex.

5. Altos niveles de crueldad

Los crímenes violentos contra personas LGBT se caracterizan por sus altos niveles de violencia, ensañamiento y crueldad.

Los homicidios por razones de género imputables a la orientación sexual y la identidad de género se caracterizan por un grado de violencia física grave “que en algunos casos supera al que se encuentra en otros tipos de delitos de odio”.

En el Registro de Violencia de la CIDH existen numerosos ejemplos de homicidios particularmente atroces, incluyendo casos de personas lapidadas, decapitadas, quemadas y empaladas. Muchas víctimas son apuñaladas de manera reiterada, sus genitales mutilados, o golpeadas hasta la muerte con martillos u objetos contundentes, les arrojan ácido o son asfixiadas. Algunas de las víctimas en el Registro fueron reiteradamente atropelladas por carros, o incineradas. En muchos casos, las víctimas fueron asesinadas luego de ser sometidas a múltiples formas de extrema humillación, degradación, tortura y violación.

6. Violencia como represalia por demostraciones públicas de afecto entre personas del mismo sexo

Parejas del mismo sexo son generalmente atacadas por demostrar públicamente su afecto (agarrarse de manos, acariciarse, abrazarse o besarse).

Las personas del mismo sexo que demuestran afecto en público también son frecuentes blancos de abuso policial y detenciones arbitrarias por agentes estatales – con frecuencia mediante uso excesivo de la fuerza o abuso verbal – motivados por lo que consideran “comportamiento inmoral” en espacios públicos.

Un estudio realizado en Estados Unidos demuestra que las personas bisexuales “experimentan tasas más altas de violencia sexual e íntima proveniente de sus parejas que las personas gays, lesbianas y heterosexuales.”

twittear

“[Ahumada y Angulo] comienzan a pegarle continuamente, saltaban en su cabeza y nariz. […] Posteriormente Angulo se levantó y orinó en la boca y pecho de Zamudio, luego Ahumada hizo lo mismo [...] después le siguen pegando; Ahumada le rompe una botella [...] en la cabeza de Zamudio y Angulo [...] le hace tres esvásticas, le hace dos en el estómago y una el pecho y le da dos “punzazos” en el lado izquierdo del cuerpo. […] zamarrean brutalmente su cabeza [...] golpeándola, rebotaba en el suelo. […] Tomó una piedra que estaba en el lugar y se la tira en la pierna […], le hace una palanca con las manos y se la quiebra, ellos se ríen y dicen que sonó como un hueso de pollo”.

twittear

En febrero de 2013 el cadáver de una mujer trans de 20 años fue encontrado en un camino rural de Puebla, México. Su cara había sido desfigurada con un bate o tubo, algunos de sus dientes fueron encontrados a varios metros de distancia y uno de sus ojos estaba desprendido.

twittear

En el 2013, la CIDH fue informada del caso de Joel Molero, un hombre peruano de 19 años de edad que fue brutalmente atacado y decapitado, además le mutilaron sus genitales y dedos de las manos y los pies. Su cuerpo fue puesto sobre un colchón y luego incinerado.

twittear

1. Ejecuciones extrajudiciales

Se entiende por ejecuciones extrajudiciales las privaciones del derecho a la vida perpetradas ilegalmente por agentes del Estado, o con la tolerancia o aquiescencia del Estado.

En la mayoría de los casos de violencia contra personas LGBT documentados en el Registro de Violencia, existen muy pocas o son inexistentes las estadísticas respecto de los perpetradores de la violencia, particularmente en casos de privación de la vida.

Según una organización regional, que obtuvo su información de declaraciones testimoniales, oficiales de policía se encuentran directamente involucrados en un “buen número” de asesinatos de mujeres trans.

Lee el informe

Cuatro oficiales de la policía militar, después de haber humillado a dos trabajadoras sexuales trans en Salvador, Brasil, en agosto de 1998, las forzaron a saltar al mar, donde una de ellas se ahogó.

twittear

Informe del Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, E/CN.4/2000/3, 25 de enero de 2000, párr. 54.

En Guatemala, "Paulina y Sulma -ambas transgeneristas- fueron abordadas [...] por cuatro personas que circulaban en motocicletas y que llevaban uniformes de la policía [...] los cuatro abrieron fuego contra ellas. Paulina murió en el hospital tres horas más tarde a consecuencia de sus heridas. Sulma resultó gravemente herida, pero sobrevivió. [...] los policías que la custodiaban en el hospital le dijeron en repetidas ocasiones que debía dejar de hacer declaraciones [...] pues con ello estaba poniendo su vida en peligro. Ante la duda de si se trataba de un consejo bien intencionado o de una amenaza de muerte velada, se trasladó a un lugar secreto." La CIDH otorgó Medidas Cautelares para su protección.

twittear

Nohelia Flores Álvarez, fue apuñalada 17 veces en la garganta, espalda, estómago y brazos por un oficial de la policía en Honduras, luego de que el policía le apuntara con una pistola exigiéndole servicios sexuales, a lo cual se negó. El oficial de la policía fue condenado a diez años de prisión en septiembre de 2009. En enero de 2010, la CIDH solicitó al Estado de Honduras que adopte las medidas necesarias para garantizar su vida y su integridad personal, así como la de otras tres personas que estaban siendo objeto de amenazas durante el juicio contra los oficiales de la policía, incluyendo dos agentes estatales, miembros de la Dirección Nacional de Investigación Criminal en Tegucigalpa, quienes estaban investigando el caso.

twittear

En el contexto de una disputa entre dos jóvenes de 17 y 22 años en la ciudad de México, ambos fueron expulsados de un nightclub, un patrullero de la policía y otros carros llegaron y los agentes de la policía los empujaron violentamente hacia un vehículo blanco que estaba siguiendo al patrullero de la policía. Los cuerpos de los dos hombres fueron encontrados al día siguiente con varios signos de golpes en distintas partes del cuerpo (algunos de los cuales eran tan brutales que dejaron huesos al descubierto), sus manos y pies fuertemente atados con un cable, sus orejas amputadas, y tres heridas de bala en la cabeza de cada uno.

twittear

Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Recomendación 8/2013, Anexo IV, Caso A, Expediente CDHDF/IV/122/CUAUH/13/D0208, p. 1-14; La Razón, “Arraigan a policía por las muertes del Living,” 23 January 2013.

La CIDH recibió información de supuestas ejecuciones por parte de agentes del Estado de un niño de 15 años en Patu, Brasil, una mujer trans de 40 años en ciudad de México, y el caso mencionado anteriormente de dos hombres gays de 17 y 22 años de edad en ciudad de México. La CIDH también recibió información sobre el asesinato de Angelina Lucía Martínez Figueroa, una mujer de 19 años en Cartagena, Colombia, quien habría sido asesinada de un disparo en la cabeza, alegadamente de una bala perdida, debido a disparos al aire perpetrados por un agente de la policía en un esfuerzo por controlar una pelea callejera.

twittear

2. Asesinatos

Según el Registro de Violencia, los hombres gay, o aquellos percibidos como tales, fueron más propensos a ser asesinados con armas blancas y en espacios privados, tales como el hogar de la víctima.

Mientras que las mujeres trans y las personas trans con expresión de género femenina fueron más propensas a ser asesinadas con armas de fuego, y sus cuerpos tienden a ser encontrados en las calles u otros espacios públicos, y en ocasiones en situaciones vinculadas con el trabajo sexual.

Organizaciones denuncian que los asesinatos de personas LGBT no se documentan en los registros policiales, y los que excepcionalmente se documentan, terminan en impunidad..

La CIDH fue informada de numerosos asesinatos de mujeres trans que eran trabajadoras sexuales, asesinatos que en su mayoría habrían sido perpetrados por sus clientes. Las víctimas fueron – entre muchos otros actos violentos - golpeadas en la cabeza con piedras, apedreadas hasta la muerte mientras ofrecían sus servicios, golpeadas hasta la muerte con una botella rota, apuñaladas mientras trabajaban en sus lugares habituales, a otras les dispararon varias veces al acercarse a un vehículo, e incluso les dispararon después de tener desacuerdos sobre las tarifas.

Los lugares de esparcimiento y socialización para personas gay, y sus alrededores, también son lugares comunes en los que tienen lugar los asesinatos. Se denuncia que bares y discotecas son lugares donde frecuentemente los autores identifican a sus víctimas, un modus operandi conocido coloquialmente como "delito pick-up.”

Lee el informe

Números del Registros de Violencia LGBT

meses (1 de enero de 2013 al 31 de marzo de 2014)

Estados miembros de la OEA

días (1 de enero de 2013 al 31 de marzo de 2014)

asesinatos de personas LGBT, o percibidas como tales

o más asesinatos por semana

Una mujer bisexual -que tenía un hijo de 6 años de edad y que había dejado a su novio para vivir con una mujer- fue brutalmente apuñalada, destripada, y su cuerpo abandonado cerca de las vías del tren. Antes de irse, el autor desmembró la vagina de la víctima y la introdujo en su boca. Los investigadores señalaron que esta acción develó el móvil del crimen y que un ex novio de la mujer estaba entre los sospechosos.

twittear

Un hombre gay de 40 años de edad fue encontrado casi muerto cerca de una plantación de caña de azúcar en João Pessoa, su cuerpo mostraba signos de haber sido brutalmente golpeado y violado. Fue hospitalizado, pero murió poco después.

twittear

Un hombre gay de 22 años de edad fue atacado verbalmente con insultos homofóbicos en la calle y luego atropellado por un vehículo tres veces consecutivas en Río de Janeiro. Aunque sus amigos lo llevaron a un hospital, no sobrevivió a las heridas; su médula espinal había sido fracturada en tres lugares y sus caderas, costillas y pulmones también se vieron gravemente afectadas.

twittear

En el 2006, en la Ciudad de México un asesino en serie fue conocido por identificar a hombres gay, seducirlos en bares gay, secuestrarlos, y exigir a sus familias un rescate. Al menos cuatro hombres gay fueron asesinados de esta manera. Los horribles detalles de las confesiones a sangre fría del asesino en serie incluyen diferentes formas en las que atormentaba a sus víctimas mientras estaban secuestradas, tales como grabar marcas en su frente con instrumentos filosos. El asesino declaró que “le hizo un favor a la sociedad, porque los hombres homosexuales corrompen a los niños”.

twittear

En los últimos años, los sitios de citas en línea y aplicaciones de teléfono de citas basados en la localización también se han reportado como herramientas utilizadas por los perpetradores para encontrar a sus víctimas. En noviembre de 2014 en Colombia, según informes, operaba una banda criminal que atraía a hombres gay a través de redes sociales con el fin de robarlos, atacarlos, o matarlos.

twittear

En enero de 2013, un grupo de hombres en un vehículo pasó por delante de un bar gay en la Ciudad de México y comenzó a gritar insultos dirigidos a dos clientes que estaban abrazándose. Cuando uno de los hombres gay confrontó al grupo, uno de los hombres del vehículo sacó un arma y lo mató de un disparo en el acto.

twittear

1. Violaciones por agentes estatales de seguridad:
Tortura y tratos crueles, inhumanos y degradantes

El involucramiento de la policía y otros agentes estatales de seguridad en actos de discriminación y violencia contra personas LGBT conduce a que las personas crean que pueden atacar impunemente a personas con orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género diversas.

Preocupa a la CIDH los altos niveles de detenciones arbitrarias contra personas LGBT en un contexto generalizado de abuso policial.

“Para la policía, todas las trans son prostitutas.”

La CIDH ha recibido informes de múltiples organizaciones sobre casos en los que agentes de la policía no sólo ejercen violencia sino que incitan a otros a atacar a personas LGBT, o son indiferentes hacia la violencia perpetrada por terceras personas.

La policía y otras fuerzas de seguridad –legalmente facultados para mantener el orden público- comparten las mismas actitudes y prejuicios contra personas LGBT que prevalecen en la mayoría de la sociedad.

Una activista explicó: “sólo algunos policías son abusivos, pero la falta de respuesta y la impunidad conciernen a toda la fuerza policial.”

Lee el informe

La violencia ocurre en todas las etapas de custodia policial, incluyendo la aprehensión, el transporte en vehículos policiales y en las instalaciones de las estaciones de policía y centros de detención de privación de libertad:

  • extorsiones y demanda de favores sexuales;
  • uso excesivo de la fuerza y golpizas;
  • uso de armas de fuego para herir o incapacitar a las víctimas;
  • casos en los que las mujeres trans se ven obligadas a desnudarse completamente en público;
  • constante hostilidad y actos de humillación como quitarles forzadamente sus pelucas,
  • mención de un género con el cual no se identifican de manera intencional (misgendering);
  • violación y otros actos de violencia sexual;
  • abusos verbales reiterados.

de las mujeres trans fueron discriminadas por oficiales de policía

Mujeres trans trabajadoras sexuales tuvieron que aceptar hacer favores sexuales que fueron exigidos por agentes de la policía

Dos oficiales de policía llegaron a un bar. Uno de los oficiales de policía preguntó a dos mujeres trans: “por qué estás vestido así si eres hombre?”. Los oficiales procedieron a arrestar a las mujeres y, al preguntarles los motivos, los oficiales respondieron: “porque te ves sospechoso, me confundes.” En el camino, las dos mujeres trans fueron sometidas a malos tratos. El abuso continuó en el centro de detención, donde uno de los oficiales de policía insinuó que “deberían asesinarlos y tirarlos en una carretera cercana”. Las mujeres recibieron amenazadas de violación por parte de otros detenidos y una de ellas fue obligada a desnudarse completamente. Fueron liberadas la mañana siguiente, sin que se levantaran cargos contra ellas. Ellas no presentaron cargos por miedo a represalias y mayor victimización.

twittear

“Todos mis arrestos ocurrieron únicamente por caminar en la calle, salir de un club, o sólo porque un policía me identificó como persona trans. Siempre buscan condones. A ellos no les importas tú, te quitan tu cartera, la tiran en su carro, botan tus cosas en el piso, te toquetean, te preguntan si tienes tetas falsas, te las sacan ahí mismo, si tienes peluca te la quitan. Es humillante. Ahí mismo en la calle, te despojan de tu identidad ahí mismo. Si encuentran condones te preguntan “para qué son estos… ¿Cuántos penes te chupaste hoy? ¿Cuánta plata hiciste hoy?”

twittear

IEn el 2013, un grupo de hombres estaba bailando durante el carnaval en Port-au-Prince, Haití, cuando oficiales de la policía empezaron a golpearlos, insultarlos y hacer comentarios porque a ellos “no les gustaba que fueran afeminados”

twittear

En Ciudad de México, un joven supuestamente fue arrestado por oficiales de la policía federal mientras caminaba en la calle a altas horas de la noche. Cuando preguntó por qué estaba siendo arrestado, los oficiales respondieron “porque eres gay” y le pidieron que les hiciera sexo oral.

twittear

En el 2013, dos hombres estaban conversando en un parque en Santo Domingo, República Dominicana, cuando una patrulla de la policía se detuvo a su lado. Dos agentes de la policía metieron a los dos hombres a empujones en la patrulla mientras se referían a ellos como mujeres y los llevaron a la estación de la policía. Cuando exigieron una explicación sobre su arresto, un oficial de la policía respondió: “Si necesitan una razón, diremos que ustedes estaban teniendo sexo oral en el Parque Duarte”. Otro policía dijo que los dos hombres debían ser encerrados en celdas donde hombres rudos los violen para “hacerlos hombres”. Los agentes de policía les dijeron que ser “maricones” era peor que ser criminales. Al día siguiente fueron liberados sin explicaciones adicionales.

twittear

Supuestamente, oficiales de la policía habrían estado involucrados en el ataque multitudinario a un hombre gay en Jamaica, que finalmente condujo a su muerte. El incidente empezó con oficiales de policía golpeando a la víctima con garrotes, luego instaron a otros a golpearlo. La víctima fue desmembrada, apuñalada y apedreada hasta su muerte.

twittear

Una mujer trans en Honduras explicó que buscó ayuda de la policía cuando un cliente borracho y agresivo la apuñaló en los brazos, cuello y pierna en septiembre de 2011. Ella recuerda que: “los policías no me pidieron una declaración, se rieron de mi y me exigieron favores sexuales incluso después de que les había dicho que estaba herida y necesitaba ayuda. Me dijeron que había recibido lo que merecía por estar en la calle.”

twittear

Cuando la defensora de derechos humanos y activista argentina Diana Sacayán fue insultada y atacada en un bar en el 2013, buscó ayuda de dos agentes de gendarmería que estaban cerca. Los agentes hablaron con el agresor, le permitieron irse y después le dijeron a ella “mejor empieza a correr”. Después la golpearon con un garrote. Cuando llegó a la estación local de la policía para presentar una denuncia, el jefe policial de guardia se negó a recibir su denuncia y la llevó a un hospital cercano. No hubo registro alguno de su presencia en la estación de policía. Ella sufrió fracturas de nariz y pómulo.

twittear

Una activista trans en El Progreso, Honduras, contó: “[e]n 2012, tres oficiales de policía me metieron a la fuerza a una patrulla de policía diciéndome que me llevarían a la estación de policía, pero me llevaron a un lugar aislado y me dieron patadas y puños en el estómago por más de quince minutos. Me dejaron ahí acostada y me amenazaron con matarme si hablaba”.

twittear

En Colombia, hubo denuncias de ataques físicos por parte de miembros de la policía a mujeres trans, particularmente a las que ejercen el trabajo sexual, en los lugares donde se realizan cirugías, tales como implantes de silicona, como si quisieran destruir partes valiosas de sus cuerpos.

twittear

Corporación Caribe Afirmativo. Información recibida el 1 de enero de 2015. En los archivos de la Secretaría Ejecutiva de la CIDH.

En Perú, Luis Alberto Rojas Marín, un joven gay, fue supuestamente arrestado por agentes de la policía y sufrido violencia física severa durante su detención, incluidos actos de tortura. Los peticionarios alegan que tres oficiales de la policías violaron a la supuesta víctima con un garrote de caucho, en un contexto en el que estaba siendo hostigado sexualmente e insultado a causa de su orientación sexual. La CIDH declaró el caso admisible.

twittear

CIDH, Informe No. 90/14, P-446-09. Perú. Luis Alberto Rojas Marín. Admisibilidad. 6 de noviembre de 2014.

156 Período Ordinario de Sesiones de la CIDH - Audiencia: Situación de las Personas LGBT privadas de libertad - Peticionaria: Ani Vera, Almas Cautivas - Crédito de la foto: Daniel Cima

2. Personas privadas de libertad

Las personas LGBT privadas de su libertad enfrentan un riesgo mayor de violencia sexual –incluido un riesgo más alto de múltiples agresiones sexuales – y otros actos de violencia y discriminación, a manos de otras personas privadas de libertad o del personal de seguridad.

Las personas LGBT generalmente se encuentran en el último escalafón de la jerarquía informal que se genera en los centros de detención, lo que da a lugar a una discriminación doble o triple, y se encuentran sometidas de manera desproporcionada a actos de torturas y otras formas de malos tratos.

Adicionalmente, los hombres gay o las mujeres trans privadas de libertad pueden ser forzados a la servidumbre por parte de otros internos, y verse obligados a proveer “servicios sexuales”.

Additionally, gay men or trans women deprived of their liberty may be forced into servitude by other inmates, required to do menial tasks on their behalf, and provide sexual services to them.

Varias organizaciones no gubernamentales informan que las personas LGBT a menudo deciden permanecer encerradas en sus celdas el mayor tiempo posible para evitar ser atacadas por otras personas privadas de libertad.

Las mujeres trans se encuentran en un riesgo mayor de sufrir violencia sexual debido a que rutinariamente son encarceladas en prisiones para hombres, sin que se tomen en cuenta las especificidades de la persona o el caso.

Los Estados Miembros de la OEA deben tomar medidas para asegurar, siempre que sea posible, que las personas trans participen en las decisiones relativas a la asignación de su alojamiento en centros de detención.

Sobre las personas LGBT privadas de libertad:

fueron sometidas a violencia sexual por otra persona privada de libertad en Estados Unidos

fueron sometidas a distintas formas de abuso en México

La CIDH insta a los Estados Miembros de la OEA a que adopten medidas urgentes y efectivas para garantizar la vida, la seguridad personal y la integridad de las personas LGBT, o aquellas percibidas como tal, en los lugares de detención de la región, incluyendo centros de detención migratoria y cárceles.

La CIDH hace un llamado a los Estados Miembros de la OEA a que limiten el uso indiscriminado y prolongado del aislamiento solitario de personas LGBT en los lugares de detención, incluyendo centros de detención migratoria y cárceles.

En el caso de Ashley Diamond, una mujer trans afrodescendiente privada de libertad en Georgia, Estados Unidos, la CIDH solicitó información del gobierno en abril del 2015, en base a informes de que ésta había sido violada siete veces desde que fue detenida en el 2012, y de que se le había suspendido el acceso a terapia hormonal. Según un informe de prensa, Ashley fue objeto de burlas por parte de los oficiales penitenciarios que la llamaban “esa cosa el-ella” y fue puesta en confinamiento solitario por “pretender ser una mujer.” Ashley Diamond ha enfrentado cambios físicos drásticos luego de que se le negara el acceso a las hormonas, y en su desesperación, varias veces ha tratado de castrarse y quitarse la vida. En una entrevista, Diamond dijo, “cada día lucho por mantenerme viva y no desear morir. Algunas veces pienso que ser una mártir sería mejor que vivir con todo esto”.

twittear

The New York Times, Transgender Woman Cites Attacks and Abuse in Men’s Prison, April 5, 2015

El 26 de noviembre de 2013, Avelén, una mujer trans, fue arrestada por la policía local en la ciudad de San Miguel de Tucumán en Argentina. Presuntamente fue llevada a la estación de policía donde cinco oficiales de la policía abusaron sexualmente de ella. Luego, la llevaron a una celda que compartió con otros reclusos, donde nuevamente fue abusada sexualmente por varios de ellos. Al día siguiente fue forzada a limpiar la estación de policía. Ella se las arregló para escapar, fue a un hospital local e interpuso una denuncia. Cuando le estaban haciendo los exámenes físicos en el hospital, se presentaron los oficiales de la policía y la persuadieron de retirar los cargos. Incluso la obligaron a firmar un documento en el que ella declaraba que lo que había dicho anteriormente no era cierto.

twittear

Akahatá (Equipo de Trabajo en Sexualidades y Géneros) & Heartland Alliance for Human Needs & Human Rights, Situación de los Derechos Humanos relacionados con las personas LGBTI y los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos en Argentina, January 2014, para. 4.

Verõnica Bolina, una mujer trans afro-brasileña, privada de libertad en São Paulo, Brasil. De acuerdo a la información recibida, ella había sido severamente golpeada, torturada, y sometida a tratos degradantes por parte de la policía luego de que le arrancara la mitad de la oreja de una mordida a un guarda de custodia.

twittear

Letter dated April 27, 2015, (Reference: Investigation in the case of Veronica Bolina). Filed with the IACHR Executive Secretariat.

“Yo estuve detenida 18 veces, por ser trabajadora sexual, … me levantaban en la calle y decían que estaba haciendo escándalo en la vía pública y por eso me encerraban. Al principio estaba el sector 10 que solo era para Gays y Trans, pero [eso] se deshizo, la última vez ya entre al sector 5 ya con hombres, … también fui víctima de abuso, violaciones, tienes que dar sexo a los meros jefes, a los encargados, para sobrevivir. No se denuncian todas estas cosas por MIEDO… Cuando entraba a la cárcel como privada de libertad … me trataba como un hombre, me llamaba por mi nombre masculino, me maltrataban con palabras soeces, me dicen –sos un hombre deja esas tus mañas-. El adquirir una identidad trae muchos retos y al asumirme como tal es una responsabilidad… algunas [mujeres trans] se cortan el pelo porque prefieren pasar desapercibidas como gay y no como Mujer Trans, ya que nosotras somos más violentadas.”

twittear

Testimony by a trans woman who was formerly deprived of liberty in Guatemala. REDNADS, Diagnóstico…. , p. 65.

3. Violación y violencia sexual

Las personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex pueden ser particularmente vulnerables a la violencia sexual.

Una de las razones de esta vulnerabilidad se genera por el hecho de que las orientaciones sexuales e identidades de género diversas desafían las nociones tradicionales del sexo, la sexualidad y el género.

La introducción forzada de objetos en el ano parece ser una forma común de infligir dolores insoportables en las víctimas, y por lo general es parte de actos con altos niveles de violencia perpetrados contra hombres gay y mujeres trans.

La CIDH conoció del caso de una mujer trans en Barranquilla que, después de sufrir varios años de ataques y discriminación, fue brutalmente violada por un grupo de cuatro hombres que introdujeron hormigas en su ano. Ella se suicidó poco después del episodio.

El impacto de las agresiones sexuales contra personas LGBT puede en algunos casos ser más difícil que para otras víctimas, pues están en alto riesgo de que les nieguen tratamiento médico o sean revictimizadas en la búsqueda de atención médica luego de ser agredidas sexualmente.

La Comisión también ha recibido información sobre violaciones y actos de violencia sexual cometidos contra personas intersex, ya que en el “imaginario social” estos tipos de abuso sexual buscan “curar los cuerpos intersex.”

La CIDH también ha recibido información sobre el estigma que enfrentan los hombres gay a causa de haber sido víctimas de violencia sexual.

Mal llamadas "Violaciones Correctivas"

Dentro de este grupo, las mujeres lesbianas y bisexuales son particularmente vulnerables a la violencia sexual.

La violencia sexual, particularmente contra mujeres lesbianas, bisexuales y trans, a veces también es llamada –de manera incorrecta- “violación correctiva”. Este tipo de violencia sexual busca modificar, o más bien castigar, sancionar o disciplinar a las personas por su orientación sexual, identidad de género o expresión de género percibidas como desafiantes de las normas tradicionales del género y la sexualidad.

El concepto mismo de “violación correctiva” es incoherente y deplorable, dado que todo intento de “corregir” un aspecto fundamental de la identidad de un ser humano a través de la violencia es incompatible con la dignidad humana.

La CIDH observa que este tipo de violencia sexual se ubica entre los tipos de Violencia por prejuicio menos denunciados en la región. Además de las razones por las que las víctimas frecuentemente son renuentes a denunciar actos de violencia sexual, tales como la vergüenza y la revictimización, denunciar este tipo de violencia sexual podría adicionalmente aumentar el miedo de la víctima a revelar su orientación sexual o identidad de género.

Lee el informe

En Estados Unidos en el 2010 una pandilla secuestró y violó brutalmente a dos adolescentes gay de 17 años de edad y a un hombre gay de 30 años de edad, usando un bate de béisbol y el mango de madera de un destapador de cañerías. El acto se llevó a cabo como castigo contra las víctimas por ser gay y haber admitido tener relaciones sexuales entre sí. Las víctimas también fueron atadas y quemadas con cigarrillos en sus pezones y penes.

twittear

New York Times, “Lured Into a Trap, Then Tortured for Being Gay,” [Engañado y luego torturado por ser gay] 8 de octubre 2010. 

Una mujer trans en Barranquilla que, después de sufrir varios años de ataques y discriminación, fue brutalmente violada por un grupo de cuatro hombres que introdujeron hormigas en su ano. Ella se suicidó poco después del episodio.

twittear

Reunión de la Presidenta de la CIDH con organizaciones LGBTI del Caribe Colombiano (y Cali y Tumaco). Información proporcionada por defensor de derechos humanos en Barranquilla. Cartagena, Colombia. 3 de octubre de 2014.

Una joven afrodescendiente quien, después de decirle a su padre que era lesbiana a los 11 años de edad, fue violada durante 14 años por los amigos de su padre, a raíz de lo cual tuvo cinco hijos. Afirma que no le dieron información sobre servicios de salud o acceso a la justicia. Cuando logró escapar, fue violada varias veces por grupos armados ilegales, con frecuencia frente a sus parejas, para castigarla por su orientación sexual. En consecuencia, fue desplazada internamente varias veces.

twittear

IACHR Press Release 118/14, "IACHR Chair Concludes Visit to Colombia", October 10, 2014

En 2007 una lesbiana de 17 años de edad fue mantenida en cautiverio por su propia madre y su pastor por 18 días. Durante este período, distintos hombres religiosos la violaron reiteradamente, día tras día, en un intento por “hacer que reciba hombres” y “que viva como dios manda”.

twittear

Reunión Regional de Activistas LGBTI del CARICOM: The Unnatural Connexion: Creating Social Conflict Through Legal Tools, Laws Criminalizing Same-Sex Sexual Behaviors and Identities and Their Human Rights Impact In Caribbean Countries, [El Vínculo contra Natura: Creación de Conflicto Social a través de herramientas legales, leyes que criminalizan comportamientos e identidades de las personas del mismo sexo y su impacto sobre los derechos humanos en los países del Caribe], 2010, Informe presentado a la CIDH en noviembre de 2010, p.34.

En el 2010, una mujer lesbiana fue violada en grupo por cuatro hombres de su comunidad que se habían quejado de su vestimenta “marimacha” o “masculina”. Después de violarla, los violadores la cortaron con un cuchillo “para que pueda recibir mejor a los hombres”. Unos días después de ese episodio, una amiga de ella fue secuestrada en un vehículo apuntada con un cuchillo, brutalmente violada, y luego la dejaron en el camino semidesnuda. Las mujeres se negaron a acudir a la policía debido a la percepción de ineficacia de la respuesta policial.

twittear

Organizaciones de Haití han señalado que en el 2012, cinco oficiales de la policía violaron en grupo a dos mujeres lesbianas y durante el ataque les dijeron: “¿Nunca has estado con un hombre? ¡No eres una mujer de verdad! ¡Te vamos a convertir en una!”

twittear

Respuesta al Cuestionario de la CIDH sobre Violencia contra Personas LGBTI en América presentada por Madre et. al, (Haití), recibida por la Secretaría Ejecutiva de la CIDH el 25 de noviembre de 2013, p. 2.

4. Ataques Multitudinarios

"Grandes multitudes realizando barricadas, lanzando objetos (tales como piedras y cócteles molotov), o instando al linchamiento de hombres gay."

Estos ataques usualmente inician con una persona o un grupo de personas identificadas como gay o trans por transeúntes en lugares públicos. La tensión tiende a escalar rápidamente y, en cuestión de minutos, grandes grupos de personas se juntan alrededor de la víctima o víctimas. Varios casos denunciados refieren que cuando las víctimas tratan de escapar son perseguidas o les tiran botellas, piedras u otros objetos. En casos en los que una multitud rodea a la víctima, la violencia física puede escalar al punto de dejar a la víctima gravemente herida o, puede conllevar a la muerte.

En los últimos años, la CIDH ha recibido información sobre alarmantes cifras de enfurecidos ataques mulitudinarios o de turbas (mob attacks), particularmente en países del Caribe, tales como Belice, Haití, Jamaica y Santa Lucía, entre otros.

Lee el informe

Otro caso alarmante tuvo lugar en el 2012 en la Universidad Tecnológica de Jamaica cuando un estudiante fue perseguido por un grupo de estudiantes hombres y mujeres a lo largo del campus universitario. La víctima logró llegar a la oficina de seguridad, donde la turba permaneció gritando en las afueras. Un video muestra cómo al menos dos guardias daban bofetadas, patadas y puñetazos al estudiante frente a la multitud, mientras que los miembros de la turba empezaron a entrar a través de las ventanas de la oficina de seguridad.

twittear

The Gleaner, “CAUGHT ON TAPE! UTech Security Guards Beat Alleged Gay Student,” [GRABADO EN VIDEO! Guardias de Seguridad de la UTech Golpean a Estudiante Supuestamente Gay] 2 de noviembre de 2012.

En julio de 2013, Dwayne Jones, una adolescente trans de 16 años de edad fue apuñalada hasta su muerte por una multitud en una fiesta en Jamaica. Jones fue brutalmente apuñalada y le dispararon hasta que murió y su cuerpo fue tirado en arbustos cercanos. Se informa que Jones había sido víctima de burlas despiadadas en la escuela secundaria por ser “un niño afeminado”, hasta que abandonó sus estudios definitivamente. Jones también había sido expulsada de su casa a los 14 años de edad y había recurrido a vivir en la calle.

twittear

En Jamaica, la policía tuvo que acudir a rescatar a dos hombres gay de otra turba enardecida que clamaba que los hombres “estaban participando de actividades ilegales en una casa” en St. Catherine. Antes de que llegara la policía, un ocupante de la casa atacó a uno de los hombres acusados.

twittear

Una turba lanzó bombas de fuego contra una casa en la que estaban viviendo varios hombres gay en Porto Bello, St James.

twittear

The Jamaica Gleaner, “House Occupied By Gays Firebombed,” [Casa Ocupada por Gays es Atacada con Bombas Incendiarias] 10 de octubre de 2013.

En Haití, dos hombres percibidos como gay fueron golpeados hasta la muerte durante una marcha anti-gay dirigida por la Coalición Haitiana de Organizaciones Religiosas y Morales (Coalition Haïtienne des organisations religieuses et morales). La marcha tuvo lugar en julio de 2013 en Puerto Príncipe, en medio de una ola de violencia contra personas lesbianas, gay, trans, bisexuales e intersex.

twittear

Violencia médica contra personas intersex

La CIDH ha recibido información sobre violaciones de derechos humanos contra personas intersex debido a que sus cuerpos difieren del estándar corporal “femenino” y “masculino”.

Niñas y niños intersex son sometidos a intervenciones, incluyendo cirugías para modificar la apariencia de sus genitales, las cuales no son médicamente necesarias.

Un estudio realizado en Estados Unidos por la Comisión de Derechos Humanos de San Francisco concluyó que muchos familiares optan por intervenciones médicas para “normalizar” los cuerpos de sus hijos e hijas intersex con base en desinformación o coerción de los doctores que recomiendan tales procedimientos.

"Los tratamientos médicos de carácter invasivo e irreversible, en caso de que carezcan de finalidad terapéutica, pueden constituir tortura y malos tratos si se aplican o administran sin el consentimiento libre e informado del paciente."

Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes

Crédito Fotográfico: Zak Milofsky

Violaciones de derechos humanos específicas

que comúnmente sufren las personas intersex

Cirugías irreversibles de asignación de sexo e intentos de “normalizar” los genitales

Cirugías de asignación de sexo y de genitales realizadas sin el consentimiento informado en niños, niñas y adultos intersex, la mayoría de las cuales son irreversibles y dirigidas a tratar de “normalizar” la apariencia de los genitales de la persona.

“Mutilaciones genitales infantiles”

Algunas organizaciones y defensores de derechos humanos de las personas intersex caracterizan estas cirugías como “mutilaciones genitales infantiles”.

Cirugías "Cosméticas"

Las organizaciones y activistas intersex se refieren a estas cirugías como “cosméticas” porque no son médicamente necesarias y su único propósito es hacer que los cuerpos se parezcan más a los estándares dominantes sobre cómo se considera que debe ser la apariencia de un cuerpo “masculino” o “femenino”.

Enormes daños

Estas cirugías y procedimientos no necesarios desde un punto de vista médico, generan enormes daños en los niños y adultos intersex que incluyen, entre otros: dolor crónico, trauma permanente, insensibilidad genital, esterilización y capacidad reducida o pérdida total de sentir placer sexual.

Múltiples intervenciones invasivas

Informes señalan que la mayoría de los procedimientos no consisten de una sola intervención sino que involucran varias cirugías invasivas (que exponen reiteradamente a niños y niñas a los riesgos inherentes de la anestesia y la cirugía durante la infancia), uso recurrente de mecanismos de dilatación o administración de hormonas.

Dilatación Vaginal

Luego de la vaginoplastia, se impone a niños y niñas intersex la dilatación vaginal regular. Esto se logra a través de la introducción forzosa y reiterada de un objeto en la vagina, una práctica que ha sido descrita como “;extremadamente dolorosa, altamente traumática y comparable al abuso sexual, en cuanto a la experiencia del paciente”.

Esterilizaciones involuntarias

Estas cirugías y procedimientos pueden tener como resultado afectar total o parcialmente la capacidad reproductiva de las personas intersex.

Exámenes genitales excesivos, fotografía y exámenes repetitivos

Durante estos procesos, se suele someter a niños y niñas intersex a una exposición abusiva así como a exámenes repetitivos con propósitos de capacitación o científicos, que constituyen tratos humillantes y pueden causarles daños psicológicos profundos.

Falta de acceso a información médica e historias clínicas

Las personas intersex enfrentan dificultades al momento de acceder a sus expedientes médicos. La falta de disponibilidad de expedientes médicos es otro factor que obstaculiza el acceso a los recursos judiciales por parte de las personas intersex.

Experimentación humana

Retardos en el registro de nacimiento

La “urgencia médica” detrás de estas cirugías durante la infancia proviene de la alegada imposibilidad de parte de sus padres y madres, la comunidad médica, el registro civil y la sociedad en general de aceptar la “incertidumbre” sexual porque el niño o niña no puede fácil y rápidamente ser clasificado o clasificada como un niño o una niña.

Negativas en servicios de salud o seguros de salud

Falta de consentimiento informado

Estas intervenciones normalmente se llevan a cabo sin el consentimiento informado de las personas intersex o el de sus padres/madres o tutores legales.

Protocolos médicos aprobados por el Estado

El tratamiento médico de las personas intersex generalmente se lleva a cabo de conformidad con protocolos médicos aprobados por el Estado y no se reporta en los medios ni es denunciado por las víctimas, los familiares o las organizaciones.

Invisibilidad y secreto

En general, las personas intersex y sus familias experimentan profundos sentimientos de culpa y miedo; esto contribuye a que el tema permanezca invisible y en secreto. Estos sentimientos negativos, incrementados por los tabús existentes en la sociedad sobre la sexualidad y los genitales, constituyen la reacción más reportada de las personas intersex frente a los largos procedimientos a los que son sometidos.

“Vivimos en una sociedad dicotómica donde todo lo que se salga de lo que es ser un hombre o una mujer estándar es visto como algo intolerablemente monstruoso y precisamente el personal, en este caso, específicamente de salud, siempre hace estas cirugías para “normalizar” esos cuerpos y que encajen en esta sociedad. Lo que no ven a largo plazo son todas las secuelas que tienen esas cirugías “normalizadoras” en los cuerpos de personas intersex”

twittear

Testimonio e información de Natasha Jimenez, MULABI, presentada a la CIDH, Audiencia Pública sobre los Derechos de las Personas Intersex, 15 de marzo de 2013.

“El hombre de 41 años que ustedes tienen ante ustedes, hace mucho tiempo atrás, fue una chica de 14 años a quien, en el mismo momento en que se le informó que había nacido sin vagina y sin útero, se le informó también que era necesario cortar una parte de su intestino para 'crear una vagina' en una cirugía. Y el propósito de esa intervención era asegurarse de que creciera para transformarme en una mujer que pudiera ser penetrada por un hombre. El fracaso de esa intervención es obvio y, después de dos cirugías y después de seis años de dilataciones vaginales con un trozo de hierro llamado "bujía", de lo que puedo dar cuenta como efecto de esa intervención es la transformación del adolescente saludable que era en el hombre que soy, alguien que sobrevive como puede todos los días la experiencia de haber sido violado a repetición, dormido en una mesa de quirófano.”

twittear

Testimonio ofrecido por Mauro Cabral (Argentina) ante la CIDH, Audiencia sobre la Situación de Derechos Humanos de las Personas Intersex en las Américas, 147 Período de Sesiones, 15 de marzo de 2013.

“En la gran mayoría de las personas intersex viven encerrados o encerradas en sus casas, las familias no hablan de esto porque todo lo que tiene que ver con la sexualidad, todo lo que tiene que ver sobretodo con los genitales es algo de lo que no se habla, es un tema tabú.”

twittear

Testimonio e información de Natasha Jimenez, MULABI, presentada a la CIDH, Audiencia Pública sobre los Derechos de las Personas Intersex, 15 de marzo de 2013.

“Hace veinte y seis años un equipo de profesionales médicos descubrió que yo tenía cromosomas “XY” y testículos internos, lo que hoy se conoce comúnmente como “síndrome de insensibilidad androgénica parcial”. Inmediatamente después, se planificó una cirugía para remover esos testículos internos. Yo tenía en ese entonces un año. Cuando tenía tres años, se practicó otra cirugía. Esta vez fue para reducir el tamaño de mi clítoris, que se había determinado que era “medio centímetro muy largo”. Después, cuando tenía once años y entraba en la pubertad, me realizaron una tercera cirugía. Esta vez fue para construir una vagina “más aceptable” a través del método de la “vaginoplastia”. Me mintieron y me dijeron que tenía ovarios cancerosos y que los doctores eran unos salvadores que me salvaron.”

twittear

Testimonio de Jen Pigeon Pagonis, CIDH, Audiencia sobre la Situación de Derechos Humanos de las Personas Intersex en las Américas, 147 Período de Sesiones, Marzo 15, 2013.

Organizaciones chilenas han denunciado que en 2003 un hombre de 20 años de edad descubrió a través de una serie de exámenes médicos que inmediatamente después de su nacimiento, el doctor al que sus padres autorizaron para tratar una hernia inguinal, había removido los testículos del niño y operado sus genitales.

twittear

Global Rights, IGLHRC, MOVILH, Organización de Transexuales Masculino, Violations of the Rights of Lesbian, Gay, Bisexual, Transgender and Intersex Persons in Chile: A Shadow Report, 2008, p. 12.

Con respecto a las personas intersex, la CIDH observa que:

  • el principio del consentimiento previo, libre e informado es de la mayor importancia y debe guiar toda decisión relacionada con las cirugías, procedimientos, tratamientos hormonales y cualquier otro tratamiento médico de personas intersex.
  • la esterilización involuntaria de las personas intersex representa una grave violación de derechos humanos.
  • Las cirugías y otras intervenciones médicas que no son necesarias según criterios médicos deben ser postergadas hasta que las personas intersex puedan decidir por sí mismas.
  • Los Estados no recopilan datos sobre la prevalencia de estas cirugías y demás intervenciones médicas en personas intersex, lo cual invisibiliza la problemática y evita un abordaje efectivo.
  • Es vital que los Estados den apoyo a las personas intersex y sus familias a través de equipos interdisciplinarios durante todas las etapas del desarrollo, desde la infancia, durante la niñez y adolescencia, hasta la adultez.

Otras formas de violencia en la prestación de servicios de salud

El maltrato, el hostigamiento e incluso la violencia física son parte de la experiencia de las personas LGBT que buscan atención médica.

Personas gay, lesbianas y bisexuales

Personas trans y aquellas no conformes con el género

afirmaron haber enfrentado alguno de los siguientes tipos de discriminación o agresión en Estados Unidos:

  • negativa de atención médica necesaria;
  • ser culpados por su estado de salud;
  • profesionales de la salud que se niegan a tocarlos o que utilizan precauciones excesivas;
  • profesionales de la salud que utilizan lenguaje grosero o abusivo; o
  • profesionales de la salud que son físicamente groseros o abusivos.
Lee el informe Mauro Cabral / Natasha Jiménez / Advocates for Informed Choice / Núcleo de Pesquisa em Sexualidade e Relações de Gênero, Universidade Federal do Rio Grande do Sul / Consórcio Latino Americano de Trabalho sobre Intersexualidade

Crédito: Eddie Arrossi. // 147 Periodo de Sesiones de la CIDH, Audiencia: Situación de derechos humanos de las personas intersex en América

Mauro Cabral / Natasha Jiménez / Advocates for Informed Choice / Núcleo de Pesquisa em Sexualidade e Relações de Gênero, Universidade Federal do Rio Grande do Sul / Consórcio Latino Americano de Trabalho sobre Intersexualidade

Crédito: Eddie Arrossi. // 147 Periodo de Sesiones de la CIDH, Audiencia: Situación de derechos humanos de las personas intersex en las Américas

Un caso extremo de negativa de tratamiento médico fue el de Robert Eads, un hombre trans estadounidense al que le diagnosticaron cáncer de ovarios. Según se report, al menos doce profesionales de la salud se rehusaron a darle tratamiento por temor a que “el tratamiento de este caso de variación de género pudiera dañar la reputación de sus prácticas médicas.””

twittear

Ravishankar, Mathura, “The Story About Robert Eads” in The Journal of Global Health, 18 January 2013.

Violencia en los intentos de “modificar” la orientación sexual y la identidad de género

Jóvenes LGBT son sometidos a las llamadas "terapias" con la finalidad de "modificar" su orientación o identidad.

Estas terapias son dañinas, contrarias a la ética, carecen de fundamento científico, son ineficaces y podrían constituir una forma de tortura.

La persona bajo “tratamiento” es encerrada en un centro, internada en una "clínica," la mayoría de veces en contra de su voluntad o por medio de engaños, y sometida a regímenes muy estrictos, que suelen incluir tratos inhumanos o degradantes e incluso abusos sexuales como parte del "procedimiento" para tratar de cambiar su orientación sexual o identidad de género.

La CIDH ha recibido información sobre la existencia de centros para el “tratamiento” de personas LGBT en Ecuador, Perú, República Dominicana y Estados Unidos.

"Clínicas de deshomosexualización" en Ecuador:

"Clínicas"
(estimaciones de sociedad civil – entre 2005 y 2014) “Clínicas” habrían sido cerradas por el Estado para el año 2011

La CIDH reconoció los esfuerzos del Estado ecuatoriano al respecto y le instó a adoptar todas las medidas necesarias para prevenir la existencia de estos centros clandestinos e investigarlos, así como a sancionar a todos las personas responsables.

Testimonios de personas señalan que durante su internamiento fueron:

  • expuestas a abuso verbal sistemático, gritos, humillación y amenazas de violación;
  • hospedadas en cuartos en condiciones de hacinamiento;
  • mantenidas en aislamiento por largos períodos de tiempo;
  • privadas de comida por varios días o forzadas a comer alimentos insalubres o beber agua de pozos infestados con sapos muertos, cucarachas y otros insectos;
  • forzadas a “vestirse y comportarse como prostitutas para aprender el comportamiento femenino”;
  • las mujeres a ser coaccionadas a tener relaciones sexuales con otros internos hombres por órdenes de sus “terapeutas”;
  • mantenidas esposadas, en ocasiones, por más de tres meses o
  • encadenadas a inodoros que eran usados por otras personas;
  • despertadas con baldazos de agua fría u orina sobre ellas;
  • sometidas a terapias de electroshock;
  • y tocadas, abusadas e incluso violadas por el personal de custodia.

Las víctimas son extremadamente renuentes a sacar a la luz pública su caso y a denunciar formalmente a las autoridades estos actos por una variedad de razones:

  • involucramiento de sus familiares en los secuestros,
  • involucramiento de agentes de la fuerza del Estado en los hechos, lo que genera en las víctimas temor a represalias,
  • las víctimas son disuadidas por la falta de mecanismos de protección para los que denuncian estos delitos así como por la percepción generalizada de impunidad, y
  • los gerentes y dueños de estos centros habrían logrado obtener el "consentimiento" por escrito de las víctimas y las víctimas creyeron que la existencia de estos documentos impedía su posibilidad de obtener justicia.

Lee el informe

Violencia motivada por la religión

En ocasiones, ataques contra personas LGBT o aquellas percibidas como tal, son motivados por la religión, particularmente los ataques dirigidos contra hombres gay jóvenes.

Por ejemplo, en Brasil, tres hombres atacaron a un hombre gay de 19 años de edad. Dos de los hombres golpearon a la víctima repetidamente mientras que el tercero oraba para que la víctima fuera salvada de sus “pecados”. Posteriormente, uno de los agresores envolvió el brazo de la víctima en una tela y le prendió fuego. Los agresores supuestamente abandonaron a la víctima con una nota en su bolsillo que decía: “el fuego de la purificación se prendió sobre aquel que declaró su amante salvaje.”

En Estados Unidos, cinco miembros de una iglesia evangélica fueron acusados de secuestrar y atacar a un joven gay. Según la información disponible, la víctima señaló que el ataque “procuraba librarlo de los demonios homosexuales.”

Lee el informe

Según se informa, Clara estaba esperando para irse a casa con sus padres cuando tres hombres se le acercaron, la agarraron por las manos y le dijeron “todo lo que digas puede ser utilizado en tu contra.” Su madre estaba justo detrás de ellos. Clara exigió ver una orden de arresto, pero los hombres la lanzaron al carro y trataron de esposarla. La madre de Clara se acercó al carro y les dijo a los hombres que no la esposen. En el trayecto, Clara se dio cuenta de que estaba siendo "arrestada" por su propia familia. Su padre seguía el coche en un taxi atrás. Ella estaba en el asiento trasero mientras dos hombres la apuntaban con una pistola y cada uno la sostenía de una pierna. Minutos después llegaron al hospital psiquiátrico "Julio Endara". Clara vio a su padre y a uno de los hombres hablando con un guardia de hospital. La llevaron a una habitación donde una doctora le inyectó un sedante que la dejó adormecida e incapaz de reaccionar. Luego fue trasladada a una "clínica" en Chone, en la provincia ecuatoriana de Manabí, donde fue encerrada.

twittear

Taller de Comunicación Mujer, Violencia y Discriminación contra mujeres lesbianas en el Ecuador: Informe Sombra para la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación hacia Mujeres (CEDAW), 2014, p. 10.

Discurso de Odio y la Incitación a la Violencia contra Personas LGBTI

La violencia contra las personas LGBTI se ve reforzada por la diseminación de “discursos de odio” dirigidos a esta comunidad en distintos contextos, incluyendo en debates públicos, manifestaciones en contra de eventos como las marchas del orgullo, en medios de comunicación y en Internet.

La evidencia demuestra que cuando ocurren crímenes contra las personas LGBTI, con frecuencia están precedidos de un contexto de elevada deshumanización y discriminación.

La CIDH reitera que la promoción y protección del derecho a la libertad de expresión debe conjugarse con esfuerzos para combatir la intolerancia, la discriminación, el discurso de odio y la incitación a la violencia.

El artículo 13 de la Convención Americana abarca el derecho de las personas a expresar su orientación sexual e identidad de género, y que este tipo de expresión goza de un nivel especial de protección bajo los instrumentos interamericanos, en tanto se relaciona con un elemento integral de la identidad y la dignidad personal.

Lee el informe

El derecho a la libertad de expresión es importante porque:

Garantiza el derecho a la igualdad de las minorías y de los miembros de grupos que han sufrido discriminación histórica.

Asiste a los grupos vulnerables a “restablecer el equilibrio de poder entre los componentes de la sociedad”.

Garantiza el derecho a la igualdad de las minorías, ya que favorece la deconstrucción de estereotipos, facilita el libre intercambio de ideas y ofrece opiniones alternativas y puntos de vista distintos.

El rechazo formal del discurso de odio por parte de funcionarios de alto nivel puede funcionar como una medida preventiva para combatir la incitación a la violencia y a la discriminación.

Los mecanismos preventivos podrían incluir: educación para promover la comprensión y combatir los estereotipos negativos y la discriminación contra las personas LGBTI, incluyendo programas dirigidos a los niños en edad escolar así como campañas informativas; capacitar a los agentes encargados de hacer cumplir la ley y a los operadores de justicia respecto de la prohibición del discurso de odio y la incitación a la violencia; y recolección y análisis de datos estadísticos respecto de la libertad de expresión y el discurso de odio.

Violencia e intersección con otros grupos

La experiencia de personas lesbianas, gay, bisexuales, trans e intersex frente a la violencia es de naturaleza muy diversa.

Esta diversidad es el resultado de diferentes circunstancias y características personales y en particular, de la existencia de ciertos factores que hacen a las personas LGBTI especialmente vulnerables a la violencia, o que empeoran las consecuencias de este tipo de violencia.

Pueblos Indígenas
Mujeres Ejemplos
Contexto de Movilidad Humana Ejemplos
Niños, Niñas y Adolescentes Ejemplos
Defensores/as de Derechos Humanos Ejemplos
Afrodescendientes Ejemplos
Personas que viven en la Pobreza

Muxe en Comparsa de S. Agustin Etla., Oaxaca. - Crédito Fotográfico: Arnaud B.

1. Pueblos Indígenas

Es posible que personas no se auto-identifiquen con las siglas “LGBT”, y en su lugar se auto-identifiquen con otra expresión de sexualidad diversa, como por ejemplo Doble Espíritu; o puede que no conciban su género, orientación sexual o identidad de género en términos que puedan traducir con facilidad la sigla “LGBT” como se utiliza en este informe y en otros contextos.

La CIDH cuent información sobre el impacto negativo de la colonización en las sexualidades ancestrales y espirituales de personas indígenas.

De acuerdo a la información suministrada, la colonización resultó en la supresión de las sexualidades no normativas entre las personas indígenas. Esto tuvo consecuencias devastadoras, incluyendo la falta de aceptación de personas con sexualidad no-normativas dentro de sus propias sociedades, las lesiones auto-infligidas y el suicidio.

Crédito Fotográfico: Joe Mabel - Dykes on Bikes, annual Seattle LGBT Pride parade, Capitol Hill, Seattle, Washington, 1995.

2. Mujeres

Los actos de violencia contra mujeres, incluyendo mujeres lesbianas, bisexuales y trans, son manifestaciones estructurales e históricas del sexismo y la desigualdad entre los hombres y las mujeres prevalentes en nuestras sociedades.

Mujeres lesbianas

Las mujeres lesbianas corren especial riesgo de violencia como resultado de la misoginia y la inequidad de género en la sociedad, pero existe una falta de denuncia significativa de los actos de violencia contra las mujeres lesbianas.

Las mujeres lesbianas son víctimas de mal llamadas ‘violaciones sexuales correctivas’ o violaciones con el objetivo de sancionarlas y castigarlas por su orientación sexual. También son sujetas a ataques colectivos por demostraciones públicas de afecto; ataques con ácido e internamiento forzado en centros que ofrecen “modificar” su orientación sexual.”

El siguiente porcentaje de personas indicó al menos una vez en su vida haber sufrido violencia sexual en Estados Unidos:

Mujeres
bisexuales

Mujeres
lesbianas

Mujeres
heterosexuales

La CIDH enfatiza que en virtud de la Convención Belém do Pará, los Estados tienen la obligación de prevenir, sancionar y erradicar todas las formas de violencia contra las mujeres, incluyendo las mujeres lesbianas, bisexuales, trans e intersex.

Mujeres trans

La violencia contra personas trans, en particular las mujeres trans, es el resultado de una combinación de factores: exclusión, discriminación y violencia dentro de la familia, las escuelas y la sociedad en general; falta de reconocimiento de su identidad de género; participación en ocupaciones que las ponen en mayor riesgo de violencia; y alta criminalización.

La CIDH ha expresado su preocupación por la corta edad de las víctimas trans:

Expectativa de vida de mujeres trans según organizaciones latinoamericanas

% de mujeres trans que fueron asesinadas tenían 35 años de edad o menos, Registro de Violencia

% de las mujeres trans participan en el trabajo sexual

Hay ciertos actos específicos de violencia presentes en muchos de los ataques contra mujeres trans:

  • golpes dirigidos a sus senos;
  • perforaciones de los implantes mamarios de silicona, que hacen que los implantes filtren sustancias tóxicas en el cuerpo;
  • mutilación genital, incluso castración después de la muerte.

Una joven afrodescendiente quien, después de decirle a su padre que era lesbiana a los 11 años de edad, fue violada durante 14 años por los amigos de su padre, a raíz de lo cual tuvo cinco hijos. Afirma que no le dieron información sobre servicios de salud o acceso a la justicia. Cuando logró escapar, fue violada varias veces por grupos armados ilegales, con frecuencia frente a sus parejas, para castigarla por su orientación sexual. En consecuencia, fue desplazada internamente varias veces.

twittear

IACHR, Press Release No. 118/14, “IACHR Chair Concludes visit to Colombia,” October 10, 2014.

En Ecuador un hombre disparó a su esposa en su espalda y cuello, y dijo que lo hizo porque pensó que ella era una lesbiana. La mujer sobrevivió pero quedó discapacitada de manera permanente y a cargo de sus cinco hijos

twittear

El Diario, “Marido le disparó tras acusarla de ser lesbiana”, 28 de febrero de 2013.

En Chile, una mujer lesbiana joven fue atacada físicamente de manera reiterada y apuñalada por los parientes hombres de su ex novia.

twittear

En Perú, una mujer trató de defender a su novia de un ataque de su hermano que fue motivado por su relación con una persona del mismo sexo. Como resultado del ataque, sufrió heridas de machete en su cara, cabeza y cuello.

twittear

PROMSEX, "Mujer lesbiana, agredida brutalmente por hermano de su pareja por homofobia, requiere solidaridad por parte de todos los peruanos", July 01 2014

En el año 2009, en Perú, a una mujer trans trabajadora sexual llamada Techi Paredes le afeitaron la cabeza y le dijeron que saltara como una rana mientras miembros de la junta de vecinos le pegaban con palos. Se informó que uno de los vecinos que lideró el ataque declaró: “les estamos dando un castigo ejemplar y estamos decididos a erradicarlos.”

twittear

En 2009, un grupo de residentes en un barrio de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, habría distribuido panfletos que defendían la “eliminación” de las mujeres trans del barrio. Este grupo se refirió a sí mismo como “un grupo anónimo que decidió ir a la guerra contra estos hombres vestidos de mujer”.

twittear

3. Personas en el contexto de la movilidad humana

Las personas que se encuentran en el contexto de la movilidad humana, como las personas migrantes y sus familias, las y los solicitantes de asilo, refugiados/as, apátridas, víctimas de trata de personas, y los/as desplazados/as internos/as, entre otros/as, son vulnerables a violaciones de derechos humanos. Entre ellas, las personas LGBT, o aquellas percibidas como tales, son extremadamente vulnerables a la violencia y discriminación.

En muchos casos, la discriminación y la violencia que enfrentan las personas LGBT por su orientación sexual e identidad de género es lo que les obliga a migrar, lo que a su vez puede conducir a diversas formas de discriminación contra estas personas en países de tránsito y destino.

Las solicitudes de la condición de refugiado con base en la orientación sexual y/o identidad de género comúnmente son analizadas bajo el fundamento de “pertenencia a determinado grupo social”. Los marcos internacionales en materia de asilo no toman en consideración las circunstancias específicas de las personas LGBT, y los requisitos y el nivel de evidencia requeridos para un refugiado o un solicitante de asilo son a menudo inalcanzables para las personas LGBT.

Los oficiales que toman la decisión de determinación de la condición de refugiado no pueden basarse en presunciones estereotipadas de las personas LGBT:

  • que todos los hombres gay son afeminados;
  • que si una mujer lesbiana o un hombre gay anteriormente estuvieron en una relación sexual diferente, incluso casados y con hijos, él o ella no son realmente gay o lesbiana;
  • que las personas bisexuales deben sentir atracción por ambos sexos al mismo tiempo o sentir igual atracción por hombres y mujeres, entre otros;
  • no todas las personas trans eligen recibir tratamiento médico o modificar su apariencia externa, y como tal, es importante para los oficiales adjudicadores de la condición de refugiado, evitar el énfasis excesivo en cirugías de afirmación sexual o modificaciones corporales.

Mujeres trans son alojadas en centros de detención migratoria con la población del sexo masculino, aumentando su vulnerabilidad a ser sometidas a actos de violencia sexual. La CIDH considera que la decisión sobre dónde alojar a las personas trans debe realizarse caso por caso, con el debido respeto a su dignidad personal, y siempre que sea posible, luego de previa consulta con las personas trans.

“Luego de vivir en los Estados Unidos por doce años, Johanna fue detenida por ICE y enviada a un centro de detención sólo de hombres, [donde] fue golpeada y abusada sexualmente... Incapaz de soportar las condiciones de su detención, ella eligió ser deportada. La vida en El Salvador rápidamente se hizo muy peligrosa para ella e intentó regresar a los Estados Unidos. Cruzó la frontera de manera ilegal y fue detenida por un oficial de la Patrulla Fronteriza... fue enviada a una prisión federal de hombres y puesta en régimen de aislamiento solitario por siete meses antes de ser deportada nuevamente a El Salvador por segunda vez [donde] fue secuestrada y violada por una pandilla de hombres. Cuando Johanna denunció el crimen a la policía, las autoridades se negaron a ayudarla y sugirieron que los hombres debieron haberla matado. Al poco tiempo, huyó hacia los Estados Unidos por tercera vez y nuevamente fue arrestada… y privada de libertad”

twittear

Letter signed by more than 100 civil society and community based organizations in the United States and the region addressed to President Barack Obama, signed 16 December 2014.

4. Niños, niñas y adolescentes

Los niños y niñas que son LGBTI, o que son percibidos como tales, enfrentan estigmatización, discriminación y violencia por su orientación sexual o identidad de género real o percibida, o porque sus cuerpos difieren de las definiciones socialmente aceptadas de cuerpos femeninos y masculinos.

De acuerdo a UNICEF, el alcance de esta discriminación y violencia incluye:

  • aislamiento de los compañeros en la escuela, en la casa o en la comunidad;
  • marginalización y exclusión de servicios esenciales como educación y asistencia médica;
  • abandono por parte de la familia y la comunidad;
  • acoso escolar o matoneo (bullying) e intimidación
  • y, violencia física y sexual, incluyendo violaciones sexuales “correctivas.”

Hay casos en los que los padres, madres u otros miembros de la familia ejercen violencia física contra los niños y niñas porque les perciben como no conformes con el género, lesbianas, gay o bisexuales. La intención de esta violencia es “corregir” a los niños, un método brutal conocido como “sacar el gay con una paliza.”(beat the gay out)

La autoridad que se reconoce a la familia no implica que ésta pueda ejercer un control arbitrario sobre el niño o niña, que pudiera acarrear daño para la salud y el desarrollo del niño o niña.

Violencia en los entornos educativos

“Niños y niñas LGBT sufren de acoso escolar a manos de sus compañeros o compañeras, y maestros o maestras lo cual conlleva a la deserción escolar. Incluso a algunos se les niega el ingreso escolar, o son expulsados y expulsadas de sus escuelas debido a su orientación sexual o identidad de género real o percibida”

Estudiantes que reportaron haber sido acosados o atacados físicamente por su orientación sexual o identidad de género real o percibida en Canadá:

Estudiantes
Trans

Estudiantes
lesbianas,
gays, bisexuales

El acoso escolar basado en la orientación sexual o identidad de género incluyen:

  • provocaciones implacables, poner sobrenombres, y abusos verbales que escalan a ataques más severos como: abuso sexual reiterado o tocar los genitales de la víctima mientras los autores le gritaban epítetos despectivos;
  • arrastrar a la víctima detrás de una camioneta con un lazo alrededor del cuello;
  • golpear, patear, y lanzar a la víctima en un urinal;
  • echarle agua y queso fundido caliente sobre la cabeza de la víctima;
  • orinarle encima y hacer una violación simulada;
  • tirar botellas y lanzar a la víctima por unas escaleras;
  • empujar continuamente a la víctima en los casilleros y escupirla;
  • acoso continuo que culminó en un ataque sexual en el salón de los casilleros;
  • entre otros.

Por ejemplo, el Estado de Argentina informó a la CIDH que en una encuesta local se estimó que de las personas trans:

No habían podido
terminar la escuela
primaria

No habían obtenido
un diploma de
secundaria

Habían sido
víctimas de
violencia

Si el acoso escolar (bullying) es tolerado, se envía un fuerte mensaje social a las personas LGBT de que la libre expresión de sus orientaciones o identidades no es aceptada.

Algunos ejemplos extremos incluyen los siguientes: una madre que tortura y asesina a su hijo de cuatro años porque ella percibió que era gay; un padre que ataca brutalmente y humilla a su hijo de 16 años por su orientación sexual, atando los pies del niño a una camioneta y amenazándolo con arrastrarlo por la calle; una hermana que continuamente humilla y golpea a su hermano de 15 años, incluso le lanza orina porque es gay (agresiones que eventualmente llevaron al niño al suicidio); padre que prendió a su hijo en fuego porque descubrió que era gay y VIH positivo; y un hombre que atacó brutalmente a su hermano y amenazó con matarlo porque era gay.

twittear

Encuentre las referencias en el informe

Por ejemplo, la CIDH fue informada sobre el caso de un joven en Haití que, cuando le reveló su orientación sexual a su familia, fue atacado con un machete y golpeado por su hermano. Cuando fue a la policía, ellos le dijeron que su hermano tenía razón en golpearlo si él era gay. Presuntamente la policía se negó a registrar e investigar su queja

twittear

Response to the IACHR Questionnaire on Violence against LGBTI Persons in the Americas submitted by Madre, ILGHRC, Cuny School of Law, SEROVie and FACSDIS, (Haiti), received by the IACHR Executive Secretariat on 25 November 2013, p. 2.

En Guyana, una organización de la sociedad civil fue contactada cuando un padre expulsó a su hijo gay de 13 años de su casa y amenazó con matarlo. La Agencia de Protección y Cuidado del Niño (Child Care and Protection Agency, CCPA) intervino y ubicó al niño con su abuela. El padre pudo continuar el abuso y el acoso ya que no hubo una intervención legal efectiva en este caso.

twittear

Red Thread, Artistes In Direct Support (A.I.D.S.), Family Awareness Conscious Together (FACT) & Society Against Sexual Orientation Discrimination (SASOD), Sexuality and Gender Issues Affecting Children in Guyana: A Joint Submission under the Convention of the Rights of the Child, January 2013, p. 7.

En el 2014, una organización establecida en los Estados Unidos anunció que le estaba prestando asistencia legal a un superviviente de una terapia de conversión que alegó que “al poco tiempo de salir del closet en 1996, sus padres acudieron a la iglesia local, que dirigía una escuela que prometió ‘curarlo’ y ‘que dejara de ser gay’.” De acuerdo a las afirmaciones de la víctima, un profesor inició sesiones de “terapia” semanales en las que regularmente abusaba sexualmente del adolescente para convencerlo de que ser gay era más doloroso que suprimir su orientación sexual.”

twittear

National Center for Lesbian Rights (NCLR), “NCLR Representing Conversion Therapy Survivor who Alleges Sexual Abuse by School Leader After Coming Out”, 27 August 2014.

En un caso reportado en Perú, la directora de una escuela públicamente anunció que “iniciaría una investigación” para determinar si dos estudiantes hombres tenían una relación romántica, y expulsarlos de la institución para “preservar el prestigio y la reputación de la escuela”.

twittear

Red Peruana de Trans, Lesbianas Gays y Bisexuales & Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX), Informe Anual sobre Derechos Humanos de personas Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales en el Perú 2008, 2009, p. 60;

Crédito Fotográfico: florafotos en Flickr

5. Defensores y Defensoras de Derechos Humanos

El trabajo de defensores y defensoras de derechos humanos es fundamental para la implementación de los derechos humanos, y para la existencia plena de la democracia y el respeto a la ley.

Las defensoras y los defensores de derechos humanos LGBTI puede que enfrenten riesgos mayores porque su trabajo desafía las estructuras sociales, las prácticas tradicionales y la interpretación de preceptos religiosos que pueden haber sido utilizados por históricamente para condonar y justificar la violación de los derechos humanos de los miembros de dichos grupos.

Pueden ser víctimas de violencia como consecuencia de una situación de triple vulnerabilidad debido a:

  • Su orientación sexual y/o identidad de género
  • Su papel como defensores de derechos humanos y
  • En razón de las causas específicas que defienden

Entre las personas más vulnerables a esta violencia severa se encuentran las mujeres trans que son defensoras de derechos humanos y que también participan en el trabajo sexual.

Las autoridades públicas deben abstenerse de hacer declaraciones que estigmaticen a los/as defensores/as de derechos humanos o que sugieran que las organizaciones de derechos humanos actúan de una manera impropia o ilegal, simplemente porque participan en el trabajo de promover y proteger los derechos humanos.

En el 2004 Brian Williamson, co-fundador de la organización Jamaican Forum for Lesbians, All-sexuals and Gays (J-Flag), fue encontrado muerto en su casa. Fue apuñalado 70 veces y su cuerpo fue mutilado. Una hora después de que descubrieran su cuerpo, un investigador de Human Rights Watch presenció a una multitud reunida afuera de su casa, y algunos miembros gritaban “eso es lo que recibes por pecar”, y “vamos a matarlos a todos”.

twittear

HRW, Hated to Death: Homophobia, Violence and Jamaica’s HIV/AIDS Epidemic, [Odiado hasta la muerte: Homofobia, Violencia y la Epidemia de VIH/SIDA en Jamaica], Noviembre 2004, Vol. 16, No. 6(B), p. 2.

Walter Trochez fue asesinado a los 27 años de edad, en diciembre del 2009, en Honduras. Trochez era un defensor de derechos humanos que tres meses antes de su muerte había brindado su testimonio a la CIDH durante la visita de la Comisión a Honduras en el año 2009, y que, después del golpe de estado, empezó a recopilar información sobre los asesinatos de las personas LGBT en Honduras. Unos días antes de su asesinato, presuntamente fue secuestrado por cuatro hombres enmascarados en ropa de civiles, que lo golpearon, le ordenaron que divulgara los nombres y direcciones de otros activistas, y le dijeron “tenemos órdenes de matarte.”.

twittear

Huffington Post, “The Murder of Walter Trochez: Political Violence and Impunity in Honduras,” 13 de diciembre de 2010, y CIDH, Observaciones preliminares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre su visita a Honduras,  15 al 18 de mayo 2010, párr.53.

El 14 de febrero de 2007, en Kingston, un grupo de hombres gay, entre los que se encontraba el activista Gareth Williams, fueron apedreados por una trulla de más de 2000 personas cuando estaban de compras en un centro comercial. La policía no arrestó a nadie por el ataque y en su lugar tomó a los hombres gay bajo custodia y abusaron de ellos incluso mientras buscaban protegerlos de la turba.

twittear

Reunión Regional de Activistas LGBTI de CARICOM, The Unnatural Connexion: Creating Social Conflict Through Legal Tools, Laws Criminalizing Same-Sex Sexual Behaviors and Identities and Their Human Rights Impact In Caribbean Countries [La conexión antinatural: creando un conflicto social a través de los instrumentos legales, leyes que criminalizan conductas entre personas del mismo sexo e identidades y su impacto en los derechos humanos en los Países del Caribe] , 2010, Informe presentado a la CIDH en noviembre de 2010, p.31.

Organizaciones LGBT del Caribe Colombiano afirman que “a mayor visibilidad, mayor riesgo.” Se alega que las personas LGBT están mostrando cada vez un mayor liderazgo en la defensa de los derechos LGBTI en esa región y que esta visibilidad ha provocado una reacción con más violencia por parte de los actores en el conflicto armado.

twittear

Corporación Caribe Afirmativo, información escrita presentada en la audiencia ante la CIDH “Denuncias sobre violencia contra personas LGBTI en el Caribe colombiano,” celebrada el 27 de octubre de 2014.

7. Personas afrodescendientes o afectadas por discriminación racial

La CIDH ha recibido información preocupante sobre los altos niveles de discriminación y violencia contra personas lesbianas, gay, bisexuales y trans (LGBT) de descendencia africana y otras afectadas por la discriminación racial en el continente americano.

Las personas LGBT y Queer de color son más propensas a experimentar la violencia perpetrada por sus parejas (según un estudio en Estados Unidos).

Las personas trans de color son seis veces más propensas a experimentar violencia a manos de la policía, al compararlas con personas cisgénero blancas en Estados Unidos

Mujer sosteniendo bandera que dice: 'Born This Way', nací de esta manera.

Crédito: Seattle City Council from Seattle. 2015 LGBT Pride Parade, 26 de junio de 2015

Peticionaria de la audiencia: KizzyAnn Abraham, GrenChap

Crédito: Daniel Cima. 156 Período Ordinario de Sesiones, audiencia sobre Grenada: Criminalización relaciones personas mismo sexo

De los asesinatos de personas LGBTQ en el año 2014 en Estados Unidos:

personas de
color

mujeres

mujeres trans
de color

En Brasil en 2011, la autoidentificación de las víctimas de Violencia por prejuicio era

afrodescendientes

(pretos y pardos)

personas blancas

La Comisión fue informada del caso de “Alias el Oso”, un miembro de un grupo paramilitar colombiano, que ordenó la tortura de hombres gay, especialmente aquellos que eran “afeminados”, y de afrodescendientes. La tortura debía llevarse a cabo en las casas de las víctimas, con la intención de aterrorizar a la población. Las víctimas fueron obligadas posteriormente a abandonar sus comunidades.

twittear

CIDH, Audiencia “Denuncias sobre violencia contra personas LGBTI en el Caribe colombiano”, 153 período ordinario de sesiones, 27 de octubre de 2014.

154 Período Ordinario de Sesiones de la CIDH - Audiencia: Situación de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Personas Trans - De izquierda a derecha peticionarias de la audiencia: Yren Rotela (REDLACTRANS); Marcela Romero (REDLACTRANS); Gabriela Redondo (REDLACTRANS) - Crédito de la foto: Daniel Cima

8. Personas que viven en la pobreza

Las personas LGBT a menudo enfrentan pobreza, exclusión social, y altas tasas de falta de acceso a la vivienda. Las personas LGBT son con frecuencia expulsadas de sus familias y escuelas, y en algunos casos ni siquiera pueden obtener trabajos que pagan el salario mínimo. Esta situación les empuja hacia la economía informal o a la actividad criminal.

En Latinoamérica, la discriminación y exclusión estructural en el mercado laboral, basada en la orientación sexual, la identidad y expresión de género, es uno de los factores desencadenantes que pone en marcha un ciclo de pobreza continua que no tiene fin.

Algunas personas LGBT en estas situaciones participan en trabajo sexual, o en sexo por sobrevivencia, que consiste en el intercambio de sexo por dinero, comida, albergue o refugio y otros bienes materiales necesarios para sobrevivir.

“Independientemente de su origen socio-económico, un gran número de mujeres trans que son expulsadas de sus hogares a temprana edad terminan siendo parte del alto porcentaje de mujeres trans que sufren de pobreza severa la mayor parte de sus vidas.”

Se ha reportado que la falta de vivienda entre personas LGBT “es casi siempre el resultado de la discriminación y la violencia.” Las personas LGBT son desplazadas de sus hogares, familias, comunidades, y a veces hasta de su país, por sus familias, los propietarios de las casas y los vecinos.

Cuando las personas intersex nacen en familias empobrecidas o de padres y madres que no tienen acceso a la educación formal, el desequilibrio de poder que normalmente está presente en la relación doctor-paciente tiende a exacerbarse, con el consecuente impacto negativo en el derecho de la persona intersex al consentimiento informado.

Tomada por Duiren Wagua López, Panamá, Concurso Mujeres en Igualdad “Género y diversidad sexual”

Tomada por Duiren Wagua López, Panamá, Concurso Mujeres en Igualdad “Género y diversidad sexual”

de las mujeres trans en Latinoamérica participan en el trabajo sexual como único medio de supervivencia

de las personas sin vivienda en Nueva York se identifican como LGBT

de las personas trans que participan en el trabajo sexual en Nueva York no tienen vivienda

La prevalencia en Latinoamérica de procedimientos informales y arriesgados de transformaciones corporales necesarias para la construcción de la identidad y la expresión de género de algunas personas trans causa un mayor número de muertes prevenibles de mujeres trans.

Un estudio realizado en Bogotá, Colombia sobre el acceso a procedimientos para transformaciones corporales de personas trans indicó que:

habían recurrido a procedimientos realizados de manera informal

de las intervenciones fueron realizadas en la casa de un amiga/o

se llevaron a cabo en garajes y “clínicas” privadas sin licencia

recibió más de una transformación corporal

El Informe

Informe de la CIDH: Violencia contra personas Lesbianas, Gay, Bisexual, Trans e Intersex (LGBTI) en América.

Lee en el Informe

Recibe todas las novedades de la CIDH

Suscríbete a nuestra lista de distribución

Visite la página web de la relatoria LGBTI

Concurso fotografico clarin 2010 9
Revista - m - m
Concurso fotografico clarin 2010 88
Formas y Contextos de la Violencia contra Personas LGBTI
Concurso fotografico clarin 2010 44
Cada da un fotgrafo / Fotgrafos en la red: octubre 2017
Concurso fotografico clarin 2010 47
Ante la Ley: 12 hombres en pugna: Prejuicios y razones
Concurso fotografico clarin 2010 13
Poetas y escritores de Cajamarca, poetas de la Region
Concurso fotografico clarin 2010 19
Ante la Ley: Voltaire y la amistad (ms Martyniuk)
Concurso fotografico clarin 2010 86
Concurso fotografico clarin 2010 8
Concurso fotografico clarin 2010 30
Concurso fotografico clarin 2010 77
Concurso fotografico clarin 2010 63
Concurso fotografico clarin 2010 76
Concurso fotografico clarin 2010 4
Concurso fotografico clarin 2010 41
Concurso fotografico clarin 2010 52
Concurso fotografico clarin 2010 30